MANEJO DEL PLOMO

Toda actividad que implica mover baterías y chatarra de Plomo exige el cumplimiento de leyes y permisos y debe ser manejado por personal experto y calificado. Es necesario su certificación continua.

La chatarra reciclada

Se divide en dos tipos: metales ferrosos y no ferrosos. La chatarra férrica es la chatarra de hierro y acero. Esto incluye la chatarra de los vehículos viejos, electrodomésticos, vigas de acero, las vías de ferrocarril, buques y envases de alimentos y otros recipientes. Son recogidas, seleccionadas y apiladas, luego puestas en una prensa de chatarra y transportadas para la venta en fundiciones.

La chatarra de metales no ferrosos corresponde a láminas de aluminio y latas, cobre, plomo, zinc, níquel, titanio, cobalto, cromo y otros metales preciosos. Aunque hay menos desechos no ferrosos que chatarra férrica, este tipo de metales tiene más valor en el mercado.

Mercado internacional

  • Alrededor del 71% de la producción de plomo se utiliza en baterías de plomo-ácido.
  • El 12% se utiliza en los pigmentos
  • El 7% en otros compuestos como laminados y extruidos
  • El 6% en aleaciones y blindajes
  • El excedente se usa para recubrimiento de cables y tuberías.

Otros requisitos

Además de cumplir con la legislación, tenemos obligación de responder ante las autoridades legales y ambientales también por lo siguiente:

  • Disposición final del ácido
  • Disposición final del polipropileno de baterías usadas
  • Disposición final de escorias de fundición
  • Salud de sus empleados

Las personas y empresas que se dedican al reciclaje de baterías y residuos de plomo, están obligados a cumplir con la siguiente legislación:

  • Decreto 4741/ 05 – Min-ambiente, Generadores de Respel
  • Decreto 1609 del 2002 – Min-transporte, Sustancias peligrosas
  • Resolución 0909 del 2008 – Norma emisiones atmosféricas (Fuentes Fijas)
  • Resolución 0372 del 2009 – Logística Reversiva Baterias (Plomo-Acido)
  • Resolución 0760 del 2010 – Protocolo para las emisiones de Fuentes Fijas
  • Resolución 1023 del 2010 – Norma RUA

Convención de Basilea (Suiza)

Sobre el control de los movimientos transfronterizos de los desechos peligrosos y su eliminación. Prohíbe la importación  exportación de Acumuladores de Plomo gastados.

La “Enmienda de la Prohibición” fue aprobada por la tercera reunión de la Conferencia de las Partes (COP) en 1995. La Enmienda sobre la prohibición estipula la prohibición de exportaciones de todos los desechos peligrosos incluidos en el Convenio destinados a su eliminación final, reutilización, reciclado y recuperación desde países enumerados en el anexo VII del Convenio (Partes y otros Estados miembros de la OCDE, la CE y Liechtenstein) hacia todos los demás países.

La quinta Conferencia de las Partes, celebrada en 1999, aprobó el Protocolo de Basilea sobre responsabilidad e indemnización por daños resultantes de los movimientos transfronterizos de desechos peligrosos y su eliminación.